lunes, 23 de abril de 2007

"If anything in this life is certain; If history has taught us anything, it's that you can kill anyone."

El otro día me pasé por la fnac y observé que habían puesto los dvd's del Padrino a 8.95 € cada uno. Al momento tiré de tarjeta y me llevé los dos primeros. Esa misma noche N y yo vimos "The Godfather", y la noche siguiente "The Godfather. Part II".
La nostalgia y melancolía que envuelve estas dos películas es tan real, tan directa. A mí me recuerda a los libros de Turguéniev, Stendhal o Flaubert.
Todo es gran cine en estas películas. El inicio de la segunda parte, con aquel joven Vito Corleone sentado en una silla, en una habitación blanca, delante de la única ventana, mirando la Estatua de la Libertad, a su llegada a América, con nueve años, cantando. El momento en que Michael se da cuenta que ha sido su hermano Fredo quien le ha traicionado. Cuando un joven Vito les dice a sus amigos que se encargará de arreglar un pequeño problema que tienen a cambio de nada, pero que recuerden que le deben un favor. Cuando Michael baja la cabeza al oir el disparo que ha terminado con la vida de su hermano. Cuando un Vito anciano le pide a su consiliere Tom que le diga por qué su mujer llora y por qué él tiene que beber para darle una noticia. Cuando Tom le recuerda al dueño de la funeraria que le debe un favor a su Padrino y que éste va a cobrárselo ahora.
Deliciosa, dura, elegante, sutil, inteligente, directa, tierna, dolorosa, triste, emocionante, ... El mejor papel de Caan, Duvall, Brando, De Niro y, sobre todos ellos, Al. Nunca volvieron a estar tan brillantes. Tal vez juntas compongan la mejor película de la historia del cine. Pero sólo tal vez.

2 Comments:

Blogger >>> rbk said...

Esto son palabras mayores. Sobran los comentarios.

11:51 p. m.  
Blogger dt said...

jaja cierto.

12:19 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home